Close

abril 8, 2019

Síndrome de Túnel Carpiano

 

Síndrome de Túnel Carpiano

El Síndrome de Túnel Carpiano es un motivo de preocupación para muchas personas con dolor en las manos, y a la mayoría de mis pacientes que vienen por primera vez les produce terror pensar que pueden necesitar cirugía por este motivo. Hoy les contaré un poco sobre esta enfermedad y seguro al tener más claro que lo ocasiona, podemos empezar a tomar medidas para prevenirlo y sabrán que también hay formas de tratarlo con buenos resultados.

Lo primero es que el Túnel del Carpo es un espacio normal en la mano, que contiene los tendones que doblan los dedos y al Nervio mediano. El Síndrome de Túnel del Carpo es una enfermedad en la que se aumenta la presión dentro del túnel, lo cual comprime el nervio produciendo los síntomas que caracterizan al Síndrome. Este nervio se encarga de la sensibilidad del pulgar y dedos índice y medio y la mitad del anular, además potencia los músculos de la base del pulgar que le permiten a este dedo oponerse a los demás, es decir hacer pinza entre el pulgar y los demás dedos. 

 

 

¿Cómo saber que tengo un Síndrome de Túnel del Carpo?

Si se despiertan con frecuencia por las noches con las manos hormigueando o si tienen las manos dormidas cuando despiertan en la mañana, pueden tener un síndrome de Túnel del Carpo. Se acompaña de dolor en la palma de la mano y en el antebrazo, es un dolor difícil de explicar y en ocasiones se pasa al pecho y el hombro.

Cuando está avanzado, pueden sentir que los dedos están dormidos todo el tiempo y los músculos del pulgar se atrofian. Puede ser que estén sosteniendo unos papeles o un pocillo en las manos y de repente se les caiga, se vuelve difícil hacer actividades finas cómo abotonarse.

¿Pero qué causa del Síndrome de Túnel del Carpo?

La causa más frecuente es una inflamación de los tendones que acompañan al nervio en el Túnel ocasionando la compresión sobre el nervio mediano, además el mediano se pega a este tejido inflamatorio que rodea los tendones.

Aunque a menudo se asocia con movimientos repetitivos de las manos, como teclear, el Síndrome de Túnel Carpiano puede relacionarse a múltiples factores:

– Actividades recreativas o laborales que causan uso excesivo de las manos sin descanso apropiado.

– Mala postura 

– Tensión de los tejidos blandos debido a una articulación o hueso en mala posición. Cómo después de fracturas de la muñeca.

– Enfermedades asociadas (artritis reumatoidea, gota, psoriasis, o enfermedades de la tiroides).

 – El Cigarrillo y la obesidad, se han identificado como factores asociados aunque no tienen una relación de causa directa.

-El embarazo puede desencadenar los síntomas, pero usualmente mejoran después del parto.

Con frecuencia las personas le echan la culpa a problemas circulatorios y esto hace que se demoren en consultar hasta que ya empiezan a darse cuenta que no sienten bien los dedos.

¿Cómo se trata? Y, ¿tengo esperanzas de mejorar? 

 En las fases iniciales el manejo es sin cirugía, debemos controlar los factores que te están produciendo la enfermedad y se recomiendan ejercicios caseros y terapias físicas, medicamentos y férulas, de acuerdo al caso.

La cirugía es curativa, las manos se dejan de dormir el mismo día que te operas y el dolor va disminuyendo poco a poco. Hay que tenerle paciencia al proceso de cicatrización y evitar cosas de fuerza en los primeros meses. 

Hay muchos mitos alrededor de esta enfermedad y de la cirugía, pero lo más importante es que tengas confianza en tu médico, que te pongas en buenas manos para que todo salga de acuerdo a lo esperado y sobretodo que tengas claro que va a pasar después de la cirugía. Porque desafortunadamente, cuando ya se ha perdido la sensibilidad y el músculo, esto rara vez se recupera.

Es importante que tengan en cuenta que aunque el Síndrome de túnel carpiano  es la causa más frecuente de adormecimiento de las manos, no es la única. Reconocer estas señales es clave para visitar al especialista en cirugía de mano, el diagnóstico debe ser confirmado en consulta.

 

Mi recomendación como ortopedista, especialista en cirugía de la mano es que le pongas atención al hormigueo y adormecimiento de las manos persistentes, revisa si tienes malos hábitos de cuidado de tus manos y trata de mejorarlos, es decir si estás trabajando muchas horas seguidas en posiciones incómodas e inadecuadas, sin darle descanso a las manos, sin hacer ejercicios de estiramientos. Si a pesar de esto sigues sintiendo el dolor y el hormigueo, no dudes en consultar. Un tratamiento a tiempo puede ahorrarte secuelas definitivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dra María Cristina Rodríguez